http://www.guardianesdrive.com/scuderia-ferrari-nueve-decadas-de-pasion-y-velocidad/

Es la marca más emblemática del automovilismo, une a todo un país y a millones de aficionados del mundo entero, obviamente se trata de la Scuderia Ferrari, el equipo de Fórmula 1 con más triunfos en la historia de la categoría y que este 2019 cumple 90 años.

Un aniversario que el Museo Ferrari de Maranello ha decidido celebrar con una gran exposición conmemorativa. La Scuderia Ferrari, fundada en Módena el 16 de noviembre de 1929 por Enzo Ferrari, que supo intuir el potencial de los gentleman drivers para conseguir grandes resultados deportivos, ha escrito páginas imborrables de la historia del automovilismo.

Ya en sus inicios, y usando en un principio coches de la marca Alfa Romeo, la entonces Società Anonima Scuderia Ferrari destacó en el panorama deportivo italiano y mundial, en todo tipo de competencias automovilísticas. De la Mille Miglia, primerísima competencia en la que participó el equipo en 1930, a la Targa Florio; de las carreras de montaña como la Trieste-Opicina, en la que Tazio Nuvolari consiguió la primera victoria para Ferrari, a pruebas míticas como las 24 horas de Le Mans, Daytona y Spa, o las 12 horas de Sebring. Y obviamente, en Fórmula 1.

Los coches expuestos en la muestra, que lleva por título, precisamente, “90 años”, dan fe de la gloriosa trayectoria del equipo: desde el Alfa Romeo 8C 2300 Spider, el primero en lucir el Cavallino Rampante en su diseño en 1932, en las 24 horas de Spa, hasta el SF71H, el monoplaza con el que compitieron el año pasado Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen.

Entre estos dos vehículos hay un arco temporal ilustrado por monoplazas inolvidables, protagonistas de carreras difíciles, victorias históricas y, en ocasiones, dolorosas derrotas. Como el Ferrari 500, con el que Alberto Ascari conquistó dos títulos mundiales consecutivos en 1952 y 1953. O el Ferrari D50 de Juan Manuel Fangio, con el que ganó en 1956 el cuarto de sus cinco campeonatos mundiales.

También está presente el Ferrari Dino 246 F1, con el que Mike Hawthorn ganó el campeonato del mundo, superando a Stirling Moss por solo un punto de diferencia. La muestra continúa con el Ferrari 156 F1 de 1963, el monoplaza que valió al equipo su primera victoria en la Fórmula 1; al volante iba John Surtees, el versátil campeón capaz de triunfar sobre dos y cuatro ruedas.

También están el 312 T de 1975, que supuso una revolución al ser el primero con la caja de cambios en posición transversal respecto al eje, y con el que un joven Niki Lauda conquistó su primer título mundial, y el 312 T4, con el que Jody Scheckter ganó en 1979. No podía faltar el Ferrari F2004, el monoplaza con el que Michael Schumacher ganó su último campeonato del mundo, en una temporada en la que se hizo con trece victorias, seis de ellas consecutivas.

Sin olvidar al F2007, con el que Kimi Räikkönen se impuso en el campeonato de pilotos con una remontada increíble, que culminó con la victoria en el Gran Premio de Brasil y en la clasificación general por un único punto de diferencia.

Estos vehículos representan el sueño del fundador de la marca y el esfuerzo, la determinación y la búsqueda de la innovación de un equipo que ha conseguido vincular para siempre su historia a la de la Fórmula 1.

Los 31 títulos mundiales de Ferrari, 15 de pilotos y 16 de constructores, constituyen una plusmarca aún por igualar, que el equipo de Maranello defiende y honra cada año con la misma pasión que hace 90 años.

Ferrari 275 P
Ferrari 275 P

La muestra también rinde homenaje a las victorias en campeonatos de otras disciplinas. Se exponen, por ejemplo, el 166 MM, protagonista de la primera victoria en las 24 horas de Le Mans, hace precisamente 70 años, y a la que siguieron los triunfos en las 24 horas de Spa y en la Mille Miglia, y el 275 P que dominó las 12 horas de Sebring en 1964, y que luego triunfó en los 1000 km del Nürburgring y las 24 horas de Le Mans.