http://www.guardianesdrive.com/mercedes-benz-gls/

El nuevo Mercedes-Benz GLS es el SUV más grande y lujoso de Mercedes-Benz. Se trata de un vehículo superlativo en todos los aspectos, que ofrece altas dosis de espacio, confort y lujo. Su presencia resulta imponente, esta nueva versión es más larga y ancha que la generación anterior.

El aumento del chasis en 60 mm ofrece una mayor comodidad que se hace notar especialmente en la parte trasera donde los asientos de la tercera fila pueden ocultarse en el piso del espacio de carga con ayuda de un mecanismo eléctrico. La segunda fila puede abatirse para configurar una superficie de carga plana.

El nuevo GLS es la Clase S entre los SUV y brinda un nivel enorme de bienestar a todos sus ocupantes. Entre las comodidades encontramos entretenimiento para las plazas traseras MBUX con dos pantallas táctiles de 11.6 pulgadas para disfrutar de música y películas y navegar por Internet.

Un paquete de confort que incluye una tableta independiente para manejar todas las funciones del MBUX desde los asientos traseros, ajuste eléctrico de serie en todos los asientos así como función EASY-ENTRY para facilitar el acceso a la tercera fila, posibilidad de abatir cómodamente todos los asientos traseros pulsando un botón, banca trasera con tres plazas o dos asientos individuales de confort con apoyabrazos en la segunda fila, dos plazas de asiento con plena funcionalidad en la tercera fila, calefacción de asiento y puertos de carga USB también para la tercera fila, climatización automática de cinco zonas.

El tren de rodaje activo E-ACTIVE BODY CONTROL basado en una red eléctrica de 48 V, brinda un excelente confort de suspensión, una gran agilidad, maniobrabilidad y una notoria aptitud para cualquier terreno. Al igual que el GLE, el GLS está equipado con la generación más avanzada de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, concebidos para prestar ayuda al conductor. La nueva tracción integral 4MATIC es aval de elevada agilidad en carretera y destacadas prestaciones fuera del asfalto. El nuevo GLS cuenta con un coeficiente de resistencia aerodinámica cx a partir de 0,32.

Una novedad destacable es la función para facilitar el lavado. Con solo pulsar un botón, el GLS se eleva para facilitar su limpieza. De este modo resulta más fácil entrar en un lavado automático y se elimina mejor la suciedad acumulada en las salpicaderas, otras funciones también se activan en este caso como el repliegue de los retrovisores exteriores, se cierran las ventanillas laterales y el techo corredizo, se inhibe la información del sensor de lluvia para que los limpiaparabrisas permanezcan desconectados durante el paso por el túnel, el aire acondicionado se coloca en modo de aire interior circulante, transcurridos ocho segundos se muestra la imagen de la zona delantera captada por la cámara de 360° para facilitar la entrada en el túnel de lavado, al salir del túnel de lavado, una vez superada una velocidad de circulación de 20 km/h, se suprimen automáticamente estos ajustes.

Desde el año 1997, fecha de lanzamiento de la Clase M, Mercedes-Benz fabrica SUV de gama alta en Estados Unidos, el mercado principal para estos vehículos a nivel internacional. Desde 2006 se ofrece una variante de formato grande, el GL con espacio para siete personas. En 2015 se llevó a cabo una reestilización, que vino a acentuar el carácter lujoso de la segunda generación del SUV grande. Al mismo tiempo se cambió su nombre en GLS. Al igual que la berlina de la Clase S, el GLS es el líder de su segmento en el mercado.

El alto nivel técnico del nuevo Mercedes-Benz GLS se revela asimismo en la gama de motores disponibles. Los potentes motores de seis y ocho cilindros aseguran un confort de propulsión adecuado y un empuje acorde con el tamaño y peso de este SUV.

Después del lanzamiento del modelo estará disponible el GLS 580 4MATIC, con un nuevo motor V8 electrificado con red de a bordo adicional de 48 V y alternador arrancador integrado. Este grupo despliega 489 hp y 700 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 22 hp de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

Gracias a la incorporación del ISG es posible prescindir del accionamiento por correa de los grupos auxiliares en el lado frontal del motor, lo que reduce a su vez su longitud. La construcción compacta crea el espacio necesario para una instalación cercana al motor de los componentes de postratamiento de gases de escape. La red de a bordo de 48 V se utiliza para alimentar los componentes de elevado consumo, como la bomba de agua y el compresor de aire acondicionado, así como para el alternador arrancador integrado, que contribuye a recargar la batería con la energía obtenida mediante recuperación.

El nuevo Mercedes-Benz GLS tuvo su debut en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York. El vehículo llegará a los concesionarios hacia finales de este año. El GLS se fabrica en Tuscaloosa (Alabama/EE.UU.).