http://www.guardianesdrive.com/gt-r-edicion-50-aniversario/

Pocos vehículos en el mundo pueden identificarse instantáneamente con solo tres letras. Pero para los fanáticos de los autos japoneses en todo el mundo, el “GT-R” se ha convertido en sinónimo de emoción y alto desempeño.

Con su debut en el Auto Show de Nueva York 2019, Nissan llevó al GT-R 2020 Edición 50° Aniversario a un nivel que era inimaginable cuando se introdujo por primera vez hace 50 años. Para celebrar su medio siglo, los ingenieros se desafiaron a sí mismos a encontrar un potencial de desempeño sin descubrir, sin dejar de lado que los conductores pudieran disfrutarlo a cualquier nivel de conducción.

El Nissan GT-R 2020 estará disponible en tres niveles de equipamiento en la mayoría de los mercados: GT-R Premium, GT-R Track Edition y GT-R NISMO. En algunas regiones, también habrá los modelos Pure, Prestige y Black, pero la Edición del 50° Aniversario será la que realmente celebre la fascinante herencia del GT-R.

Esta edición especial se presentará en tres combinaciones de colores exteriores bitono, diseñados para representar la gama del GT-R de la serie GP de Japón, de donde nació el GT-R original. Retirado desde el GT-R modelo “R34”, el color Bayside Blue regresa con franjas blancas de carrera. Un proceso de tratamiento térmico doble de cuatro capas garantiza un azul vivo con reflejos llamativos y sombras profundas. Los detalles en azul en los brazos de las ruedas son algunos de los múltiples toques finos realizados para celebrar el hito del GT-R. El Pearl White con rayas rojas y el Super Silver con franjas blancas completan la gama de 50° Aniversario.

El interior cuenta con una cabina orientada al conductor en un esquema de color gris, un tablero de cuero Nappa cosido a mano que da lugar a los controles de navegación, audio y una pantalla táctil de ocho pulgadas, además se integró un volante multifunción con paletas de cambio, una consola central con placa conmemorativa del 50 aniversario, detalles en relieve especiales en los asientos y un revestimiento de techo Alcantara.

Aunque se creía que el refinamiento y el desempeño del motor biturbo V6 de 565 hp, 3.8 litros y 24 válvulas del GT-R, cada uno hecho a mano por su propio técnico takumi, era tan alto que no había margen de mejora, los ingenieros del auto tenían algunos trucos bajo la manga. Entre ellos se encontraba incorporar nuevos turbocompresores que ayudan a aumentar la respuesta del motor a bajas revoluciones debido a un sello sujeto a abrasión, proporcionando espacios más estrechos y un aumento del cinco por ciento en la eficiencia.

El GT-R cuenta con una transmisión de doble clutch de seis velocidades con un “modo R”, hecho tanto para carretera como para pista. Los cambios son más agresivos a marchas inferiores para anticipar mejor las rápidas salidas en las curvas, lo que resulta en una reducción del subviraje y una sensación más intuitiva para el conductor. La forma del tubo de escape distintiva del GT-R es el producto de un nuevo silenciador de titanio, que cuenta con acabados de titanio con puntas azules.

La suspensión controlada electrónicamente se ha afinado para proporcionar una mejor estabilidad en las curvas y una conducción más suave. La dirección es más lineal y precisa que nunca, y requiere correcciones mínimas a velocidades de hasta 300 km por hora. Un nuevo potenciador de frenos aumenta la respuesta de frenado inicial al activarse con menos movimiento del pedal, lo que resulta en una mayor potencia y sensación de frenado

Para aquellos que gustan de llevar su GT-R a un circuito de carreras, Nissan ofrece la Edición Track 2020, la cual viene con un techo de fibra de carbono opcional que luce un tejido ajustado hecho posible por un nuevo proceso de construcción. El motor fue tomado del famoso GT-R NISMO, con turbocompresores recientemente rediseñados del último auto de carreras GT3 de la serie GT-R. Esto proporciona un aumento del 20 por ciento en el tiempo de reacción de aceleración del pedal y 600 hp.

Algunos elementos opcionales en la edición Track son los rotores y calibradores especiales de cerámica de carbono Brembo, hechos de carbono y carburo de silicio, los rotores (410 mm delante y 390 mm atrás) son casi tan fuertes como los diamantes. En conjunto con las pastillas de freno de alto desempeño, generan más fricción, lo que se traduce en una mejor sensación y control en todo tipo de situaciones de frenado.