http://www.guardianesdrive.com/golf-cabriolet/

El Bremen Classic Motorshow tradicionalmente inaugura la temporada de exhibiciones de autos clásicos y Volkswagen Classic celebró un aniversario: Cuatro décadas del Golf Cabriolet. Desde el prototipo hasta la producción, bajo el eslogan “40 Años de Perspectivas Soleadas”, dos exhibiciones de la colección de automóviles propios de la compañía en Volkswagen Osnabrück narran el comienzo de una historia de éxito.

La fabricación del desarrollo conjunto entre Volkswagen y Karmann comenzó el 14 de febrero de 1979 en Osnabrück, como sucesor legítimo del famoso Beetle Cabriolet.
La fabricación del desarrollo conjunto entre Volkswagen y Karmann comenzó el 14 de febrero de 1979 en Osnabrück, como sucesor legítimo del famoso Beetle Cabriolet.

“Sol, Luna y Cabriolet” fue el slogan publicitario cuando Volkswagen lanzó la variante descapotable del Golf I en 1979. Además del techo convertible plegable, otra característica del Golf I Cabriolet es su barra antivuelco fija sobre el pilar B. Este innovador diseño es la respuesta a los análisis de seguridad de la década de los 70. Además de proteger a los pasajeros, la barra antivuelco también proporcionaba un punto de conexión óptimo para los cinturones de seguridad de los asientos frontales y guía la ventana lateral trasera de forma segura y silenciosa.

Después del lanzamiento del Golf II en 1983, el Golf I Cabriolet se produjo inicialmente sin modificaciones. La segunda generación oficial se basó esencialmente en el antiguo diseño de apenas tres años atrás. En 1987, se le dio una retocada como parte de una mejora importante del producto. El Golf I Cabriolet se produjo en esta forma modernizada hasta 1993. Para el momento en que terminó la producción de la segunda serie, se habían construido en Osnabrück 389,000 Golf Cabriolet. Esto lo convierte en el Cabriolet más fabricado en el mundo, que superó rápidamente a su predecesor.

Golf Cabriolet 1991
Golf Cabriolet 1991

El sucesor se lanzó en julio de 1993: el Golf III Cabriolet, basado en la tecnología usada en la tercera generación del sedán. Volkswagen de nuevo optó por la innovadora barra antivuelco central. El auto presenta las mismas mejoras en términos de rigidez y seguridad en caso de volcadura del auto, a pesar de que aún no estaban disponibles sistemas tales como la barra antivuelco desplegada automáticamente. Cuando se abre, el techo ahora se queda más abajo. El avance de la generación es notorio.

Golf III Cabriolet
Golf III Cabriolet

El Golf III Cabriolet viene equipado con doble bolsa de aire, ABS y protección contra impacto lateral como estándar. El nuevo Golf descapotable es otro gran éxito para Karmann y Volkswagen: Salieron 139,578 unidades de la línea de producción para 1997. En 1998, el Golf III Cabriolet se somete a otro retoque. Con unos giros inteligentes al diseño del chasis, el Golf III Cabriolet se convirtió en el Golf IV Cabriolet. La producción del Golf Cabriolet en Osnabrück terminó en 2001.

Golf Cabriolet 1999

Después de una pausa de diez años, el nuevo Cabriolet, basado en la sexta generación del Golf, salió de la línea de producción en la nueva planta de Volkswagen en Osnabrück el 17 de marzo de 2011. El nuevo Cabriolet no presentaba la barra antivuelco fija. Fue reemplazada por una protección antivuelco que se despliega en una fracción de segundo. Un marco reforzado para el parabrisas, modificaciones estructurales adicionales y varias bolsas de aire garantizaban un alto nivel de seguridad.

El primer Golf GTI Cabriolet se lanzó en 2012, seguido en 2013 por el primer Golf R Cabriolet. La era del Golf descapotable termina en 2016, después de la fabricación de 770,039 autos.

Golf R Cabriolet
Golf R Cabriolet

La experiencia en el cabriolet tradicional en el sitio de Osnabrück permanece inalterada y ahora apunta hacia el futuro con el T-Roc Cabriolet, entre otros proyectos. Volkswagen Classic llega a Bremen con una joya única entre los descapotables: el prototipo del Golf Cabriolet. En 1976, Karmann presentó al consejo de Volkswagen una variante desarrollada independientemente del cabriolet, sin la barra antivuelco central integrada.

Prototipo del Golf Cabriolet
Prototipo del Golf Cabriolet

La propuesta fue investigada exhaustivamente en Wolfsburg. Sin embargo, el Director de Seguridad Vehicular de Volkswagen tuvo una objeción esencial: “¡No sin una barra antivuelco!” ordenó el Profesor Dr. Ulrich Seiffert, teniendo en mente los reglamentos de seguridad estadounidense previstos, lo cual podría tener un efecto considerable sobre una compañía orientada a la exportación, como Volkswagen. Karmann reaccionó rápidamente y volvió con una barra que ofrecía protección en caso de volcadura del auto, al tiempo que ofrecía apoyo mejorado para el techo convertible y mejoraba las guías de las ventanas laterales, además también derivó en los apodos del Golf Cabriolet: Henkelmann (estuche revuelto) y Erdbeerkörbchen (canastilla de fresas).