http://www.guardianesdrive.com/dodge-charger-srt-hellcat-widebody/

Dodge amplia su línea de modelos Charger para 2020, añadiendo un paquete Widebody al único muscle car de cuatro puertas Americano. Impulsado por el motor HEMI Hellcat V-8 supercargado de 6.2 litros con 707 hp y 650 lb-pie de torque, acoplado a una transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades, el nuevo modelo alcanza una velocidad máxima de 315 km/h.

El paquete Widebody, de serie en el Charger SRT Hellcat y disponible como opción el Charger Scat Pack, incluye unas nuevas salpicaderas que incrementan el ancho de la carrocería 3.5 pulgadas y le otorgan a este muscle car una imagen todavía más agresiva y una apariencia más robusta.

Las salpicaderas proporcionan espacio suficiente para alojar unos nuevos rines de 20×11 pulgadas, llantas Pirelli 305/35ZR20, frenos delanteros Brembo de seis pistones con dos rotores frontales en dos piezas y un sistema de suspensión con un ajuste único con amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos de funcionamiento. La combinación de todos estos elementos contribuye a un mejor rendimiento en la calle y en la pista.

Por vez primera, el Charger SRT Hellcat Widebody cuenta, de serie, con dirección eléctrica asistida con ajuste seleccionable para controlar de manera más adecuada el aumento de agarre, lo cual repercute en mejores sensaciones en manejo deportivo y mejor tacto de la dirección facilitando la maniobrabilidad en espacios reducidos a bajas velocidades.

Esta nueva versión incorpora cuatro tecnologías de serie inspiradas en el mundo de las carreras que también refuerzan el rendimiento:

  • Race Cooldown – Esta tecnología sigue enfriando el supercargador y la carga de aire después de que el motor se haya apagado haciendo funcionar la bomba del intercooler y el ventilador del radiador
  • Line Lock – Activa los frenos delanteros para “sujetar” al Charger SRT Hellcat Widebody, mientras que deja los neumáticos traseros libres para que puedan hacer un “burnout” y así se calienten y se libren de impurezas
  • Launch Control  Sistema fácilmente accesible desde un interruptor en el panel de instrumentos, gestiona la entrega de torque para optimizar el deslizamiento del neumático en el momento de arrancar el vehículo permitiendo al conductor lograr una aceleración consistente en línea recta
  • Launch Assist – Esta tecnología utiliza sensores de velocidad en los rines para controlar el “rebote del neumático” durante la secuencia de lanzamiento. En milisegundos, es capaz de modificar el torque de motor para recuperar el agarre

No sólo el Charger SRT Hellcat Widebody 2020 es capaz de ir rápido, también logra una distancia de frenado menor a la del modelo anterior. Para una sobresaliente gestión térmica y mayor resistencia, dispone de un sistema de frenos formado por rotores Brembo en dos piezas de 15.4 pulgadas y pinzas de seis pistones adelante, y por pinzas de cuatro pistones, atrás. La distancia de frenado es 1.2 metros más corta de 96 km/ a 0 km/h.

Los ingenieros de SRT llevaron a un circuito a esta bestia más ancha y más pegada al asfalto para comprobar hasta donde podía llegar. El resultado: un mejor rendimiento en la calle, la pista y el circuito de carreras y el Charger SRT Hellcat de producción más rápido y manejable de la historia. Así pasa de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos, recorre el cuarto de milla en 10.96 y permite aceleraciones laterales de hasta .96g. Asimismo, en un circuito de 2.1 millas, da la vuelta en un tiempo 2.1 segundos más rápido que el vehículo al que reemplaza, lo que corresponde a reducir hasta 13 veces el equivalente a su tamaño respecto al tiempo de vuelta.

Además de una imagen amenazadora, la fascia frontal del Charger SRT Hellcat Wideboy cuenta con un nuevo diseño con parrilla tipo mail slot, que proporciona una entrada de aire frío directa al radiador para mantener una temperatura operativa ideal incluso en las condiciones más calurosas.

Los nuevos faldones laterales conectan las fascias delantera y trasera expandiendo el diseño integrado por todo el perfil del vehículo. Un nuevo alerón trasero, exclusivo del Charger SRT Hellcat Wideboy, está pensado para crear balance aerodinámico con el nuevo diseño de la parte delantera.

El interior del Charger SRT Hellcat Widebody está inspirado en vehículos de carrera y exhibe costura francesa por todo el panel de instrumentos y las puertas. Elementos adicionales y acabados suaves al tacto refinan el ambiente general de la cabina y entre ellos se incluyen:

  • Un paquete opcional incorpora acentos en fibra de carbono en el tablero y en los biseles de la consola central y tapicería de gamuza para el revestimiento del techo y pilares A.
  • Nuevo emblema SRT Hellcat en tablero con acabado rojo y negro, exclusivo en el modelo 2020
  • Asientos de cuero Laguna ventilados con calefacción y el logo Hellcat estampado, tapizados en diferentes combinaciones como Negro, Negro/Sepia o Negro/Rojo Demon
  •  Volante SRT deportivo de base plana con calefacción, controles integrados y paletas palanca de cambio revestido en cuero de serie, o disponible con revestimiento en Alcantara
  •  Palanca de cambios totalmente electrónica e inspirada en los vehículos de carreras, que controla la transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades y le proporciona al conductor el aspecto y el tacto de un cambio de acoplamiento tradicional
  • Espacioso compartimiento en la consola central está diseñado para alojar diferentes artículos personales y permite un sencillo y cómodo acceso

Para continuar con el éxito obtenido por el Challenger R/T Scat Pack Widebody 2019, Dodge incorpora el paquete Widebody al Charger Scat Pack 2020.

El nuevo Charger Scat Pack Widebody está impulsado por el motor V-8 HEMI de 392 pulgadas cúbicas y 485 hp acoplado a una transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades.

Cuenta con amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos calibrada de manera especial, dirección asistida electrónicamente con ajuste seleccionable, rines y neumáticos más anchos para lograr niveles sin precedentes de agarre lateral, aceleración y frenado, proporcionando el mejor rendimiento en carretera y en circuito jamás logrado.

Los rines de serie en el Charger Scat Pack Widebody son los “Devil’s Rim” de 20×11 pulgadas y diseño de cinco ranuras con acabado Granito. Como opción, se pueden poner unos rines Negro Carbón de 20×11 pulgadas. Unas llantas Pirelli 305/35ZR20 para todas las temporadas vienen de serie, mientras que las llantas para tres temporadas están disponibles como opción.

Las mejoras en la suspensión incorporadas al Widebody incluyen:

  • Suspensión, barras estabilizadoras y amortiguadores modificados
  • La suspensión es 27% más rígida
  • La barra estabilizadora trasera pasa de 19 mm a 22
  • Los amortiguadores han sido recalibrados para que sean compatibles con los ajustes realizados al sistema de suspensión

Las tecnologías Launch Control, Launch Assist y Line Lock vienen de serie en todos los Scat Pack. El Charger Scat Pack Widebody se edifica sobre los atributos del Scat Pack convencional, mejorando su rendimiento en calle, pista y circuito de carreras. Así, pasa de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, efectúa el cuarto de milla en 12.4 segundos.