http://www.guardianesdrive.com/chevrolet-corvette-stratos-iv/

Hace exactamente 50 años, el Apolo 12 llegó la luna. Los astronautas involucrados, Pete Conrad, Alan Bean y Dick Gordon, no solo se convirtieron en héroes como resultado de esta misión, también se convirtieron en íconos con sus tres Corvette de 1969 idénticos. Cincuenta años después, en 2019, el Chevrolet Corvette está nuevamente vinculado a una misión espacial. Esta semana, Delft Aerospace Rocket Engineering (DARE) brindó una presentación espectacular del cohete Stratos IV.

En los años sesenta y principios de los setenta, el Corvette fue el “automóvil elegido” para los astronautas que participaron en misiones espaciales tripuladas. Chevrolet hizo un esfuerzo especial para proporcionarles uno de estos autos deportivos totalmente estadounidenses. Y como las reglas de cumplimiento no permitían que los autos se ofrecieran o aceptaran de forma gratuita, se acordó con los astronautas una tarifa de arrendamiento muy atractiva de solo $1 dólar por año. Esta cooperación no solo creó un gran placer de conducción, sino que también proporcionó imágenes inolvidables. Quizás la foto más conocida muestra a los tres astronautas de la misión Apolo 12 a la luna, sentados en los techos de sus Corvette 69.

Medio siglo después, Corvette vuelve a tener un papel importante en una misión espacial. Esta semana, DARE de la TU Delft presentó el Stratos IV. Este cohete, que se espera sea lanzado desde el campo de pruebas Denel Overberg en Sudáfrica en el verano de 2020, es la primera nave espacial desarrollada por estudiantes y debe alcanzar una altura de más de 100 kilómetros. También será el primer cohete holandés en el espacio.

La presentación en TU Delft incluyó una presentación espectacular del Stratos IV. Esta vez, no estaban los astronautas en el techo del Corvette, sino el cohete no tripulado. Asegurado sobre una edición final del Corvette C7 2019, el Stratos IV fue mostrado a través del campus de TU Delft, donde se presentó al público.