http://www.guardianesdrive.com/cadillac-v-series/

Hace quince años, Cadillac realizó un salto trascendental al presentar la familia V-Series, estableciendo un legado de atletismo refinado transmitido a través de distintivos y lujosos sedanes deportivos americanos.

Como parte de un movimiento audaz para una marca que estaba apenas estableciendo su desempeño en las calles, el previo de la inauguración de CTS-V año 2004 se llevó a cabo en el famoso circuito de carreras Nürburgring en Alemania. Era el vehículo más poderoso que la marca había producido con 400 caballos de fuerza y ​​se ofreció sólo con transmisión manual.

La familia V-Series creció hasta incluir cinco plataformas de vehículos: CTS, XLR, STS, ATS y CT6, y hay aún más en planes. Incluyendo el actual CT6-V, cada uno ofrecía una expresión única de desempeño y compartían una herencia de estética deportiva y dinámicas de conducción tecnológicamente avanzadas.

El alcance de lo que Cadillac podía ofrecer evolucionó del portafolio original de V-Series a la estrategia actual, donde las distinciones de diseño y desempeño se adaptan a las preferencias de los clientes por el lujo tradicional o un aspecto más deportivo. Los V-Series son diseñados para clientes con mentalidad deportiva, ofreciendo una capacidad de rendimiento mejorada.

Línea de tiempo de V-Series

2004 – CTS-V (primera generación)
El primer CTS-V estableció muchos precedentes como el primer proyecto desarrollado por el equipo de vehículos deportivos de General Motors, establecido en 2002 bajo la dirección de Ken Morris. Un motor V8 de 5.7L con una potencia de 400 hp (y más adelante un V8 de 6.0L) ayudó a entregar tiempos de 0-100 km/h en aproximadamente 4.7 segundos, mientras que el manejo eficiente de CTS-V en Nürburgring obtuvo adjetivos en medios como “superior”. CTS-V también estableció una estética de diseño de desempeño que continúa con los modelos actuales, incluidas las parrillas de malla y colores externos obscuros.

2006 – XLR-V
La versión V-Series gran turismo de dos asientos de Cadillac fue uno de los vehículos más poderosos de su época, gracias a un motor V8 supercargado con 443 hp que estableció el legado de la inducción forzada -por sobrealimentación o turbo- empleada en todos los modelos V-Series que siguieron. El Cadillac XLR-V fue producido hasta 2009.

2006 – STS-V
Basado en una versión extendida y ampliada de la sólida arquitectura que caracterizaba a CTS-V, las características notables del STS-V incluían rines delanteros escalonados de 18 pulgadas y traseros de 19 pulgadas, Performance Algorithm Shifting y dirección ZF Servotronic II, una de primeras aplicaciones de dirección electroasistida de la marca. La potencia provenía de una versión de 469 hp del motor supercargado V8 que se encuentra en Cadillac XLR-V. El Cadillac STS-V fue producido hasta 2009.

2009 – CTS-V (segunda generación)
Sobre la base del éxito de su predecesor, la segunda generación de CTS-V mejoró su apuesta inicial de rendimiento con un nuevo motor V8 supercargado con 556 hp, lo que permitió una velocidad máxima de casi 321 km/h en pista de prueba. También fue el primero en incluir la suspensión de amortiguación adaptativa Magnetic Ride Control de Cadillac, que desde entonces ha aparecido en todos los modelos V-Series. Se realizaron innumerables vueltas de prueba en Nürburgring, una de ellas lograda en menos de 8 minutos en Nordschleife, la sección norte de 12 millas de longitud, marcando un récord para un sedán con motor V8 con llantas de calle.

2011 – CTS-V Coupé y Wagon
Dinámico en estilo y rendimiento, las variantes Coupé y Wagon de CTS-V ya han alcanzado un estatus de culto entre los aficionados al desempeño. Cada uno presentaba el mismo motor supercargado V8 y un chasis adaptado para pista al igual que el sedán. La peculiaridad CTS-V Wagon (solo 1,764 unidades producidas en cuatro años) lo hace particularmente un modelo muy buscado hoy en día.

2016 – CTS-V (tercera generación)
La tercera generación fue una versión más centrada para desempeño en pista. La capacidad de manejo se mejoró con el sistema Performance Traction Managementde de cuatro modos, que permitió que la experiencia de manejo se adaptara a diferentes condiciones, incluyendo pista. La potencia provino de un V8 supercargado de inyección directa con una potencia de 640 hp, lo que lo convierte en el Cadillac más potente de todos los tiempos con una velocidad máxima de más de 321 km/h.

2016 – ATS-V Coupé y Sedán
Estos fueron los primeros V-Series en emplear el turbocompresor y, así como la tercera generación de CTS-V, cada tecnología controlada electrónicamente incluía un diferenciador trasero deslizante electrónico limitado para impulsar las verdaderas capacidades en pista. El motor turbocargado V6 con 464 hp ofrecía una experiencia de desempeño distintiva y agregaba profundidad y amplitud al portafolio V-Series. Las capacidades incluían aceleración de 0-100 km/h en menos de 4.1 segundos y velocidad máxima en pista cercana a los 305 km/h.

2019 – CT6-V
El sedán CT6-V regresa los V-Series a sus raíces de gran turismo, mientras que avanza en su legado de tecnología de desempeño con un nuevo motor con doble turbocompresor Blackwing 4.2L, con una potencia estimada de 550 hp. Ofrecer desempeño sin esfuerzo en carretera y montaña es el enfoque de CT6-V, mediante un manejo responsivo, capacidades AWD y tecnologías centradas en el conductor, mostrando el legado de desempeño de 15 años de V-Series. El Cadillac CT6-V insinúa una mayor expansión de lo que vendrá para los V-Series, incluida la capacidad AWD.

Los nuevos CT4 y CT5 V-Series harán su debut global en Detroit el 30 de mayo, marcando el inicio del siguiente capítulo de la familia V-Series.