Ciertas experiencias dejan una impresión tan profunda en nuestro carácter que nos cambian. Podemos mirar hacia atrás y ver un antes y un después en nuestras vidas. Algunas de estas inolvidables imágenes mentales podrían incluso despertar una fascinación especial que siempre estará con nosotros.

Para Miki Eleta creador de TIMEBURNER, uno de estos momentos especiales  fue cuando su padre que era un conductor de tren, le permitió conducir un tren de carga a través del paisaje montañoso bosnio. El ruido hipnótico del motor, la vibración de la cabina, el olor del humo y la sensación de domesticar la máquina más grande que había visto jamás, le produjeron el nacimiento de su amor por la mecánica.

Su hermano mayor tenía una Vespa y su padre tenía una bicicleta de la Segunda Guerra Mundial, las cuales Miki desarmaba antes del invierno para protegerlas de las temperaturas de congelación. Una vez que llegaba la primavera, las volvía a armar por completo. En tiempos de escasez, para Miki era normal realizar este ritual con amor y cuidado. Creció soñando con un día poseer una motocicleta BMW 1950, igual que la su vecino. El ruido “Tack-tack” hecho por el motor era música para sus oídos. Ese ritmo de “Tack-tack”, lo llevó a crear TIMEBURNER.

Me1501 Silver Black
Me1501 Silver Black

Al igual que un motor transforma la energía química en energía mecánica mediante un movimiento; TIMEBURNER lo hace mediante la corona, que simula una bujía  que acciona el pistón a lo largo de una escala de tiempo no lineal mediante un movimiento mecánico. La experiencia mecánica y sentido de diseño de Miki Eleta se combina con la experiencia de Marc Jenni, miembro de AHCI y experto en relojes de pulsera para crear un reloj como ningún otro.

Me1501 Silver Brown
Me1501 Silver Brown