http://www.guardianesdrive.com/4308-2/

Veinte años después del estreno del primer Boxster, Porsche reestructura sus roadsters de motor central. La denominación para esta nueva generación del modelo es 718 Boxster y 718 Boxster S. Ahora, los biplazas descapotables son aún más potentes y consumen menos combustible. Con ellos, Porsche continúa con su tradición de motores cuatro cilindros de disposición bóxer que ya fueron usados en los deportivos de motor central Porsche 718 y que tantas victorias obtuvieron entre los años cincuenta y sesenta en carreras tan famosas como la Targa Florio y Le Mans.

La clave del nuevo modelo está precisamente en el recién desarrollado motor bóxer de cuatro cilindros con turbo. El 718 Boxster, que tiene una cilindrada de dos litros, ofrece 300 caballos de potencia, mientras que la mecánica de 2.5 litros del 718 Boxster S entrega 350 caballos. En la versión S, Porsche también utiliza un turbocompresor con turbina de geometría variable. Destaca el aumento de 35 caballos de potencia respecto a los modelos Boxster precedentes y la eficiencia de los nuevos motores turbo. El nuevo 718 Boxster consigue una reducción de hasta el 13 por ciento en consumo de combustible.

La puesta a punto del chasis, completamente renovada, y unos frenos más eficaces proporcionan un mayor placer de conducción deportiva. Asimismo, el diseño experimenta un avance notable. El vehículo ha sido renovado a fondo, excepto el compartimento del maletero, el parabrisas y la capota. En el interior, un cuadro de instrumentos enmarca el habitáculo. Además, se incluye de serie la última generación del sistema de información y entretenimiento Porsche Communication Management (PCM), con una moderna pantalla táctil.

Con el lanzamiento de la nueva generación 718 Boxster será la primera vez desde finales de los sesenta que Porsche vuelva a montar motores bóxer de cuatro cilindros en un deportivo. El turbo aumenta considerablemente el par del motor. El propulsor de dos litros que lleva el 718 Boxster tiene un par máximo de 380 Newton metro (100 más que antes), disponible entre las 1.950 y las 4.500 revoluciones. El motor 2.5 del 718 Boxster S alcanza los 420 Newton metro (60 más que el anterior), en un rango que va de las 1.900 a las 4.500 rpm. El 718 Boxster, equipado con la caja de cambios PDK y el Paquete Sport Chrono, acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos (0,8 segundos más rápido). El 718 Boxster S con ese mismo equipamiento alcanza el hectómetro en 4,2 segundos (0,6 segundos más rápido). La velocidad máxima del 718 Boxster es de 275 km/h y la del 718 Boxster S de 285 km/h.

Nuevo Diseño

El frente muestra unas formas mucho más esculturales. Su apariencia es más ancha y más musculosa. Las tomas de aire de la parte delantera, bastante más grandes, son la expresión diferenciadora del nuevo concepto de motor turbo. Este frontal se completa con el nuevo diseño de los faros bixenón, que llevan luces de marcha diurna LED integradas.Desde una perspectiva lateral, el modelo se identifica por las formas de sus aletas y faldones. Unas tomas de aire más grandes, divididas por láminas que optimizan el suministro de aire y resaltan el aspecto dinámico del auto. Las puertas han sido diseñadas de manera tal que las manijas de apertura ahora están integradas a ellas. También resaltan las llantas de 19 pulgadas con opción de pedir unas de 20 pulgadasLa rediseñada parte trasera del 718 Boxster tiene una apariencia mucho más ancha, especialmente por la franja con el logotipo integrado de Porsche entre las luces, mismas que se han retocado completamente y se distinguen por la tecnología LED tridimensional y los cuatro puntos de luz de freno.