http://www.guardianesdrive.com/17678-2/

RM Sotheby’s, la casa de subastas oficial de Aston Martin, ha anunciado  que subastará “el automóvil más famoso del mundo” y quizás el Aston Martin más emblemático de todos los tiempos en un evento llamado ‘An Evening with Aston Martin’, una sesión especial de venta dentro de la subasta de Monterey, California, en agosto.

RM Sotheby’s presentará un Aston Martin DB5 de 1965, uno de los tres ejemplares supervivientes equipados con las especificaciones de MI6 Q, tal y como se muestra en la película Goldfinger. Nadie podría haber imaginado la sinergia fabulosa y exitosa que se desarrollaría por décadas cuando el diseñador de producción Ken Adam y el encargado de efectos especiales John Stears visitaron la planta de Aston Martin en Newport-Pagnell a fines de 1963.

Los dos hombres estaban en una misión secreta para conseguir un par de los últimos modelos de Aston Martin y usarlos en la tercera adaptación de Eon Productions de la novela de Ian Fleming, sobre el Super Espía MI6 con una licencia para matar, James Bond, en la película llamada Goldfinger.

Dos autos casi idénticos fueron construidos y prestados a Eon Productions para la filmación, cada uno de los cuales cumplía diversos roles; uno para la conducción de dobles y secuencias de persecución, y la otro para tomas interiores y primeros planos, este estaba equipado con modificaciones funcionales creadas para combatir el mal.

El DB5 color Snow Shadow Grey estaba equipado con amortiguadores hidráulicos en las defensas, una ametralladora Browning en cada salpicadera, una barra trasera a prueba de balas, un radar telescópico en el tablero, generadores de cortinas de humo, placas giratorias y un sistema de expulsión del asiento del pasajero. Aunque nunca se usó durante la película, el auto también estaba equipado con un teléfono en la puerta del conductor para comunicarse con la sede del MI6 y un compartimiento oculto debajo del asiento del conductor que contenía varias armas.

El éxito rotundo de Goldfinger también fue un éxito para Aston Martin, que vio un aumento repentino en las ventas del DB5 impulsando un nivel de producción sin precedentes. Los productores de Eon también se dieron cuenta del enorme atractivo y las posibles oportunidades de comercialización. En preparación para el lanzamiento de Thunderball, la compañía ordenó dos DB5 más, recibiendo los números de chasis. DB5 / 2008 / R, el ejemplar que se ofrece en la venta de RM Sotheby en Monterey, y DB5 / 2017 / R. Los dos autos fueron equipados con todas las modificaciones de Goldfinger y fueron enviados a los Estados Unidos para la promoción de la película de James Bond “Thunderball”.

Después de la gira, los autos ya no fueron necesarios, ya que en las siguientes dos películas de James Bond debutaron automóviles más actuales y en consecuencia, se ofrecieron a la venta en privado. Los autos fueron comprados como un par por el conocido coleccionista Anthony Bamford, cuyo registro británico para el chasis no. 2008 / R permanece en el archivo. El registro de construcción de Aston Martin tiene a Eon Productions como el comprador original, con la observación de ser un “(Coche Bond)”.

Bamford, tiempo después vendió el DB5 / 2008 / R a B.H. Atchley, propietario del Smokey Mountain Car Museum en Pigeon Forge, Tennessee. El Aston Martin se presentó como la pieza central del museo, permaneciendo en exhibición durante 35 años, recibiendo arranques regulares para darle mantenimiento. En 2006, RM Sotheby’s tuvo el privilegio de ofrecer este mismo Bond DB5 para subasta sin restaurar.

A partir de 2006, se completó una restauración bien documentada y sin reparaciones por parte de Roos Engineering de Suiza. Una de las 13 instalaciones especializadas que Aston Martin ha designado como “Official Heritage Specialists”. No solo el chasis y la carrocería fueron reacondicionados completamente a los estándares adecuados, sino que las trece modificaciones para James Bond diseñadas por John Stears se restauraron adecuadamente para que funcionen como se construyeron originalmente.

RM Sotheby’s exhibirá el Bond DB5 el 15 de agosto durante la venta de Monterey, este buque insignia es uno de los autos deportivos Aston Martin más buscados en el mundo.